14/3/13|

4

Fotógrafa por un instante

Estos días Hernán se ha dedicado a hacer todas las fotos posibles desde que llegó Camila, la verdad que él es más constante que yo y además autodidacta, le encanta leer y aprender nuevas técnicas para mejorar sus fotos, la verdad que me da envidia, porque hace unas fotos espectaculares, pronto haré una selección y os las mostraré para que me deis la razón :)
Pero por un momento en el hospital, dos días después de que naciera Camila, le dije, Hernán no has salido en ninguna foto, agarra a la nena que te hago una yo. La verdad que esta foto la tenía en mente antes de que naciera, porque me encantaba la pose, pero hasta me sorprendo de lo bien que salió porque la verdad que en esos momentos no estaba yo como para mucha técnica. 
Me transmite tanta paz verla así de relajada y dormida en brazos de su padre...
Quiero agradecer desde aquí a mi marido todo su apoyo y ánimo el día del parto y los días sucesivos, sin él hubiera sido mucho más difícil, te amo.


4 comentarios:

Maï Tomasena dijo...

La foto es preciosa, y esa bonita reflexión que nos regalas a todos más todavía. Un besazo enorme a los tres.

Encarna dijo...

preciosa foto, qué bonita para cuando la niña crezca y recuerdes este momento, los niños crecen muuuy rápido!!!
besitos y disfruta mucho tu hija

Ami Sacristán dijo...

Preciosa foto, me encanta como te quedo el blanco y negro. Preciosa pequeña! :)

kristintxo dijo...

Ooooooh! Perfecta!!

Publicar un comentario